La Divina Proporción llega al Museo Regional de Guadalajara

0

La arquitectura mexicana, con sus majestuosos palacios y antiguas bibliotecas, entre ellas el Palacio de Bellas Artes y la Biblioteca Palafoxiana de Puebla, ha quedado inmortalizada, junto con otros grandes monumentos de diversos países, en la obra fotográfica y editorial de Massimo Listri y Franco María Ricci. Su obra plasmada en libros y revistas que en sí mismos son objetos artísticos, integran la muestra La Divina Proporción, que se inauguró este viernes en el Museo Regional de Guadalajara (MRG).

César Moheno, secretario técnico del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en representación de Teresa Franco, directora general,  cortó el listón inaugural acompañado del embajador de Italia en México, doctor Alessandro Busacca.

También estuvieron la directora del MRG, Martelva Gómez; la titular del Centro INAH Jalisco, Martha Lorenza López-Mestas, y la cónsul honoraria de Italia en Guadalajara, Lina Ramella.

El secretario técnico del INAH elogió que el MRG, cuyo edificio data del siglo XVIII y es notable ejemplo de la arquitectura barroca y de la divina proporción, abriera sus puertas a tan significativa exposición que habla de libros y hábitos de lectura, de la importancia del diseño tipográfico, de imágenes y sensibilidad visual. “Es una muestra que revitaliza a este recinto que así retoma su papel de espacio vivo y actuante de la memoria y la cultura de los jaliscienses. La riqueza arqueológica, histórica, etnológica, paleontológica y artística de Jalisco que resguarda este gran museo dialogará visual y temáticamente con cada pieza que integra tan excelsa exhibición”.

Añadió que la colección deja ver el aporte de Franco María Ricci y Massimo Listri, desde su ámbito artístico, a la historia y a la antropología de México. “A ello se agrega el impulso que el INAH da al desarrollo social de los jaliscienses, además de investigar, conservar y difundir su patrimonio cultural. Cumplimos así con la instrucción presidencial de impulsar la educación y la cultura de los mexicanos. Porque la educación no está sólo en las aulas, los museos son indudablemente también espacios difusores y constructores del conocimiento, además de despertar y fomentar la curiosidad creadora y las ganas de aprender en sus visitantes”.

Moheno anunció que en 2014 el INAH invertirá cerca de dos millones de pesos a través del Programa de Empleo Temporal que se lleva a cabo en las tres zonas arqueológicas de Jalisco, con obras de mantenimiento y consolidación, y que este año generará cerca de 15 mil jornales, más del doble que en 2013.

Agregó que a esta inversión se añaden más de 32 millones de pesos que este año el INAH inyecta a favor del patrimonio histórico, arqueológico y antropológico de los jaliscienses, para sumar alrededor de 35 millones de pesos que el Instituto invierte a favor de la cultura y el desarrollo social de Jalisco en este año.

Luego del acto inaugural, el público ingresó a las salas para admirar alrededor de 150 piezas, entre las que se incluyen 81 portadas de la revistas FMR, KOS y otras publicaciones, 38 fotografías de Massimo Listri en gran formato, 20 grabados, una escultura de la colección de Listri, libros y cuatro bustos (reproducciones) del acervo del Museo Nacional de las Culturas.

Asimismo, una ambientación de dos gabinetes de estudio del editor Franco María Ricci y objetos típicos de los coleccionistas, del acervo del MRG, entre ellos un par de jaguares disecados similares al tipo de piezas que se encontraban en los gabinetes de maravillas y curiosidades.

Considerados “fanáticos de la armonía, la elegancia y la perspectiva”, Franco María Ricci y Massimo Listri han forjado una obra que rescata el canon clásico de la belleza, partiendo de principios matemáticos y geométricos derivados de los planteamientos filosóficos de Euclides.

“Para ambos —detalló Giorgio Antei, curador de la muestra— la belleza es simetría, equilibrio de formas, como se aprecia en las grandes imágenes de Massimo Listri, que al mismo tiempo son lecciones de elegancia, tienen un carácter didáctico porque muestran en qué consiste la divina proporción, esta búsqueda de la armonía en la pintura, la arquitectura, la música, las artes en general”.

El especialista agregó que el concepto de “divina proporción” está a la mitad del camino entre la geometría euclidiana y los principios estéticos. “Lo que hizo el matemático y filósofo Luca Pacioli en 1502 fue sistematizar este concepto en un tratado y le pidió a su amigo Leonardo da Vinci que hiciera unos dibujos geométricos para ilustrarlo, a fin de que se entendiera que el no es fruto de la casualidad, sino de una mesura y de un control armónico absoluto”.

En este sentido, la obra de Ricci y Listri se rige sobre los mismos criterios de Pacioli: el equilibrio, la elegancia y la perspectiva, e identifican la divina proporción con la belleza.

Franco María Ricci (1937), de origen italiano, es considerado un maestro en el arte de hacer libros. Su encuentro con el mundo editorial se produjo a través de Giambattista Bodoni, afamado tipógrafo parmesano de finales del siglo XVIII. La selección de los contenidos, el rigor tipográfico, la elegancia del diseño y la finura de los acabados convirtieron sus libros en objetos de gran calidad artística. En más de 40 años de actividad, Ricci no ha cesado de perseguir la divina proporción en sus creaciones editoriales.

En 1982 fundó la revista FMR ganándose con ella el título de “editor de arte más grande del mundo”, según el diario francés Le Figaro. Para este proyecto contó con la colaboración del fotógrafo italiano Massimo Listri  (1953), cuyas imágenes memorables pueden apreciarse en la exposición La Divina Proporción en la obra de Franco María Ricci y Massimo Listri.

Giorgio Antei comentó que las fotografías abordan tres grandes temas: las grandes bibliotecas del mundo vistas por el ojo magistral de Listri, comenzando por la Biblioteca Palafoxiana de Puebla, la más bella de México, entre una variedad de este tipo de recintos ubicados en Alemania, Italia, Estados Unidos y España, como la Morgan Library, de Nueva York, o la del Consejo de Indias, de Sevilla.

Una segunda galería de imágenes se conforma por las dedicadas a los grandes museos, como el del Vaticano o el Palacio Pitti de Florencia, y la tercera temática son los fastuosos palacios de Roma, donde se gestó el Renacimiento y se aplicaron por primera vez los criterios estéticos de la divina proporción.

“Listri es un fotógrafo clásico, un humanista caído quizás por error en nuestra era, un cazador ecléctico de aquella arquitectura que representa los valores humanos más elevados. La persona humana es el centro de su obra pero no como presencia física, sino inmaterial, eterna y universal”.

La exposición, organizada por el INAH y el INBA, se deriva del interés por promover la obra de este binomio que ha alcanzado niveles extraordinarios y que ha dejado en la historia de la imprenta y de la fotografía huellas imborrables.

Massimo Listri publicó recientemente un libro sobre interiores mexicanos titulado Casa Mexicana, en el que se compilan fotografías de mansiones, haciendas, departamentos y casas de playa, y  prepara un nuevo volumen sobre el Palacio de Bellas Artes, con el sello editorial de Ricci, con motivo de los 80 años de este recinto, el cual estará listo en septiembre.

El contacto de ambos artistas con México ha generado importantes frutos. Ricci ha editado alrededor de 10 libros sobre diversos aspectos de la cultura mexicana y la revista FMR ha dedicado también varios números al arte del país. Además, ha sido invitado a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, donde ha tenido encuentros con editores y público.

La Divina Proporción en la obra de Franco María Ricci y Massimo Listri, acompañada por un libro homónimo, se exhibirá durante tres meses en el Museo Regional de Guadalajara, ubicado en Liceo  60, entre Independencia y avenida Hidalgo, Centro Histórico.

Fuente e-Consulta

No tags for this post.
Share.

About Author

Leave A Reply

CommentLuv badge