En Puebla podemos vivir conocer y revivir distintos tiempos históricos al mismo tiempo que se disfruta caminar en sus calles llenas de pasado, presente y futuro.

Esta vez la historia comienza en el sitio de Acueyametepec que es un cerro ubicado junto a la actual Ciudad de Puebla, ese es su original nombre prehispánico porque posteriormente fue conocido como cerro de San Cristóbal o de Belem.

Encima se construyeron dos templos que fueron dedicados a las vírgenes de Loreto y Guadalupe, pasado el tiempo los dos templos fueron convertidos en fuertes militares conservando el nombre de las vírgenes a las que estaban dedicados. El templo originalmente fue de los padres bletemitas y las construcciones fueron cambiadas a las Vírgenes de Loreto y Guadalupe.

Terminología Guardar y salir

¿Acueyametepec o Amacueyatepec? Aunque ciertamente no se sabe cuál de las  dos palabras fue el nombre “original” del cerro donde están los Fuertes de Loreto y Guadalupe.

  • Acueyametepec significa “cerro de magueyes y ranas”
  • Amacueyatepec se traduciría como “cerro de amates y ranas”

Historia

Edificación de la ermita

Hugo LeichtLos fuertes se ubican en la zona nororiente de Puebla, y fue en el siglo XVI, cuando los frailes franciscanos construyeron una ermita en la cara este del cerro.

En 1537 el pueblo conocía este cerro como  «La Ermita», fue lo que relato Hugo Leicht en “Las calles de Puebla”. También para esta fecha la capilla fue dedicada a San Cristóbal, un niño indio que fue evangelizado por Motolonía, y martirizado y asesinado por su padre en Tlaxcala en 1527.

1640-1649, ya establecida la capilla en este tiempo el obispo Juan de Palafox y Mendoza, impartían misa con la finalidad de que la escucharan los hombres que se dedicaban a sacar cantera de ese cerro para la edificación de la Catedral de Puebla.

Nuestra Señora de Belén

Luego en 1714, la iglesia ya estaba edificada en tres naves y dedicada a Nuestra Señora de Belén, sin embargo en una tempestad la destruyó en 1756, y fueron tres años en que se tardaron las reparaciones para concluir en 1759.

Templo a la virgen de Guadalupe

En el siglo XIX, se comienza el registro de una colecta para hacer un templo a la virgen de Guadalupe, con la idea de instalarse junto al recinto de Belén. Ya para el año de 1804 su construcción comenzó y continúo hasta el año de 1816 que fue cuando se estrenó. Aunque en realidad tuvo culto hasta 1861 donde se comentó que era una estructura muy hermosa, con tres naves y dos torres.

A finales de la época colonial el cerro adquirió un uso distinto. El gobierno virreinal perdía poco a poco el control sobre la población y estableció nuevas fortificaciones en el interior del país, pues las anteriores (destinadas a impedir los ataques de piratas y corsarios) se encontraban en las costas.

Uso militar y fortificación

Poco antes del estallido de la Independencia, la capilla de Loreto se convirtió en un edificio defensivo, y a partir de 1810, tras el inicio del movimiento de Miguel Hidalgo, fue fortificado como punto de protección para la ciudad de Puebla.

Allí se instaló el polvorín o reserva de armas y municiones de la urbe. La edificación del Fortín de Guadalupe se acordó el 27 de septiembre de 1813 por decisión de las autoridades del cabildo con la idea de defender a la capital poblana de los ‘grupos subversivos’.

En 1816, durante la guerra de independencia se mandó rodear el templo de la Virgen de Guadalupe con una fortificación para proteger a la ciudad de los insurgentes, pero la obra del Fuerte queda incompleta.

Remodelación del fuerte

Ya en el año 1862,  el General Ignacio Zaragoza ordenó demoler las dos torres para acondicionar el fuerte. Sin embargo después de los hechos de aquel año, la estructura del templo quedó dañada por lo que terminaron de demoler las piedras que amenazaban con caerse.

Años más tarde el sitio quedó abandonado por varios años, sin techo y apenas en pie unas paredes del templo y el portal de peregrinos. Se cuenta que Maximino Ávila Camacho, utilizó parte del cerro como rancho particular.

Fuertes de Loreto y Guadalupe 06

Fuerte de Loreto

Finalmente fue en 1962, para el centenario de la batalla del 5 de mayo cuando se limpió el fuerte y la ermita, pero no fueron restituidos los techos ni las paredes.

Personajes Históricos

General Ignacio Zaragoza

ZaragozaNació en Texas en aquel entonces provincia de México en 1829.

Estudió en la ciudad de Matamoros y en Monterrey. Para posteriormente ingresar a las Guardias Nacionales iniciando una brillante carrera militar.

Durante sus primeros años en el ejército, Zaragoza se declaró abiertamente a favor de los liberales defendiendo las ciudades de Saltillo y Monterrey en contra del Gral. Santa Anna. Más tarde, partidario de la Constitución de 1857, tomó parte en importantes batallas como la de Calpulalpan, que puso fin a la Guerra de Reforma (1860).

En 1862, al mando del llamado Ejército de Oriente combatió al ejército francés en Acultzingo y días más tarde, rechazó al invasor a las afueras de Puebla (en la famosa Batalla del 5 de mayo) obteniendo así, un inesperado triunfo dadas las condiciones de su tropa y el escaso número de los combatientes. Este hecho significó su victoria más notable.

Pocos meses después de su triunfo en la ciudad de Puebla, todavía acuartelado en Puebla, el general Zaragoza contrajo tifo y falleció tres días después, el 8 de septiembre, muere a la edad de 33 años.

Por sus hazañas, el General Zaragoza fue declarado como Benemérito de la Patria.

General Porfirio Díaz

Porfirio DiazUno de los héroes pocos mencionados en la historia de la batalla de Puebla es Porfirio Díaz.

Según el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México “las fuerzas del general Porfirio Díaz y las caballerías del coronel Antonio Álvarez rechazaron a los franceses hasta la hacienda de San José, obligándolos a aceptar su derrota y retirarse rumbo a Orizaba”.

Porfirio Díaz estudió durante cinco años en el Seminario oaxaqueño. En 1843 entró en el Instituto de Ciencias y Artes a la carrera de Leyes que no terminaría. Desde 1852 trabajó como zapatero y carpintero. En 1854 era bibliotecario en el Instituto donde estudió derecho.

En 1855 se produjo la revolución de Ayutla, en la que tomó las armas, uniéndose en la mixteca al general José María Herrera. Así inició su carrera militar, el 22 de diciembre de 1856 era capitán de infantería de la Guardia Nacional.

Participó además en tres guerras: la Guerra Mexicano-estadounidense (1846-1848); la guerra civil (1858-1860) entre liberales y conservadores, llamada Guerra de la Reforma, en la que apoyó la causa liberal de Benito Juárez y la guerra patriótica (1863-1867) contra Maximiliano I, archiduque de Austria y emperador de México.

En 1867 se casa con Delfina Ortega Díaz, su sobrina carnal, hija de su hermana Manuela, en ese matrimonio tiene a sus hijos Porfirio y Luz. No alcanzó la presidencia de México frente a Juárez en 1867, ni tampoco en 1871. Después de cada derrota encabezó infructuosas rebeliones militares, mediante las que pretendía alcanzar el poder.

Fue reelegido en 1884 y consiguió la aprobación de una enmienda a la Constitución que permitía la sucesión de mandatos presidenciales, permaneciendo en el poder hasta 1911.

Durante su mandato, la economía de México se estabilizó y el país experimentó un desarrollo económico sin precedentes: se invirtió capital extranjero en la explotación de los recursos mineros del país; la industria minera, la textil y otras experimentaron una gran expansión; se construyeron vías férreas y líneas telegráficas; y el comercio exterior aumentó.

Las manifestaciones del descontento social fueron reprimidas duramente hasta que se produjo la Revolución de 1911, encabezada por Francisco I. Madero. Fue obligado a dimitir y a abandonar el país.

El 2 de julio de 1915 a la edad de 84 años Porfirio Díaz falleció en París. Sus restos descansan en el cementerio de Montparnasse de esa ciudad.

Fuertes de Loreto y Guadalupe; Batalla de Puebla

Fuertes de Loreto y Guadalupe 05Ciertamente  las Fuertes de Loreto y Guadalupe sirvieron como escenario principal  en la famosa e histórica batalla de Puebla, durante la segunda Intervención Francesa en México.

Aunque principalmente se construyó en los años 1815 y 1817 con la intención de defender a la ciudad de Puebla de los ataques suscitados por la guerra de Independencia.

La fecha que no se olvida es cuando un pequeño ejército mexicano derrotó a los franceses, dando a los mexicanos un motivo para celebrar durante años. Fue el acontecimiento que ocurrió el cinco de mayo de 1862, cuando el ejército invasor francés fue abatido por un batallón mexicano en una proporción de dos a uno.

Símbolo de unidad y patriotismo

Vista aérea de los Fuertes de Loreto y Guadalupe, donde se observa el mirador y la explanada de la Victoria.

Aunque el ejército mexicano fue finalmente derrotado, los Fuertes de Loreto y Guadalupe, son testigos históricos de la Batalla de Puebla, la cual se ha vuelto un símbolo de unidad y patriotismo para los mexicanos.

Con esa victoria, México le demostró al mundo que las naciones latinoamericanas eran autónomas y capaces de resistir los embates imperialistas que buscaban conquistar el mundo. La celebración del triunfo se lleva a cabo cada año en todo México e incluso en Estados Unidos (especialmente entre la comunidad México-americana).

Importancia estratégica

Por su importancia estratégica, durante la intervención francesa los fuertes sirvieron como cuartel de operaciones del ejército de oriente y punto central de las batallas que se libraron en Puebla.

Por su ubicación y las defensas que en su torno se concentraron, los fuertes representaron la “puerta” de México: si caían, la rendición de Puebla era inevitable y con ello se abría el paso franco hacia la ciudad de México.

Derrota de PueblaDerrota y destrucción

Los franceses regresaron un año después de la batalla del 5 de mayo, con lo que se libró una segunda batalla en Puebla en la que se enfrentaron 35 000 franceses contra 29 000 mexicanos (defensa que duró 62 días).

Finalmente y tras un largo bombardeo que terminó por mermar la estructura de los fuertes de Loreto y Guadalupe, el bastión poblano terminó cayendo y así el ejército francés logró avanzar hasta la Ciudad de México, lo que permitió establecer el Segundo Imperio Mexicano.

Propiedad de la nación al servicio del pueblo

En 1930 los fuertes y la zona aledaña al cerro fueron declarados propiedad de la nación al servicio del pueblo, y en Loreto se construyó un Museo de Guerra.

En el 2012 se hizo una renovación de toda la zona de del cerro y el Centro Cívico 5 de mayo. Los trabajos de remodelación se centraron en la recuperación de los elementos originales del edificio histórico, así como el mejoramiento de las condiciones de funcionamiento, actualización de los sistemas de iluminación, red eléctrica, seguridad, sanitarios y la reestructuración del discurso museográfico.

Fuertes de Loreto y Guadalupe 03

Remodelación

Entre las labores de conservación del espacio destaca la recuperación de ventanas y óculos (ventanillas circulares frontales) de la capilla y el rescate de un patio que había sido ocupado como auditorio.

Asimismo, se removieron algunos aplanados de cemento colocados en 1962, para apreciar la superficie original, se crearon rampas que facilitan el acceso a personas con discapacidad, se mejoró el mobiliario de la taquilla y la librería, y se adecuaron dos áreas que rodean la fortaleza conocidas como “abrigos”, para ser ocupadas como áreas de servicios educativos.

La nueva propuesta curatorial se basa en más de 180 piezas de los siglos XVIII y XIX, que dan testimonio de los orígenes religioso y militar del fuerte de Loreto, además del desarrollo del culto a la virgen de Loreto de Puebla, las transformaciones del lugar, los momentos cruciales de la batalla y los actuales festejos de esta fecha dentro y fuera de México.

Óleos con advocaciones marinas y otros de gran formato; esculturas de madera, objetos religiosos, retratos de próceres, armas, litografías, uniformes, cañones, banderas, mapas, planos, cartas y alegorías.

Museo de la No Intervención «Fuerte de Loreto»

“Un pueblo que no sabe de dónde viene, difícilmente puede definir  hacia dónde va”.

Fue inaugurado en 1972 en las ruinas de la  fortaleza construida en el siglo XVIII, El recinto se ha destacado por difundir el nacionalismo, la identidad y el orgullo mexicanos.
El recorrido se inicia con una vista del área de banderas, antes de ingresar a las salas históricas, que principalmente abarcan los siguientes temas:

Museo

Área de banderas

  • La Reforma
  • Los antecedentes de la invasión francesa
  • La intervención
  • Los ejércitos participantes en esa guerra
  • El general Ignacio Zaragoza que fue quien comandó a las tropas mexicanas en aquellos tiempos.

Ya en otra sala se explican hechos relacionados con la batalla de Puebla, en especial en la zona de los fuertes. El recorrido histórico continúa en la sala del imperio y la oposición juarista a éste; la llegada de Juárez al poder, la restauración de la República y la conformación de la nación.

Cabe señalar que el museo se compone de objetos históricos del siglo XIX, como son:

Puebla, México. 10 Septiembre 2012.- Imagenes del Fuerte de Loreto y Guadalupe, inmueble histórico el cual ahora es un museo en el que se encuentran objetos de gran valor como armas, reliquias, uniformes, articulos reliogios y cañones de la batalla del 5 de Mayo. Víctor Hugo Rojas / El Universal.

Exhibición de armamento y uniformes

  • Armas
  • Banderas
  • Documentos
  • Óleos
  • artículos personales y vestimenta militar,

Que abarcan desde la consumación de la Independencia hasta la restauración de la República. Además que también se pueden apreciar  las cartas del presidente Benito Juárez al general Ignacio Zaragoza, previas y posteriores a la famosa batalla, así como las pinturas de los generales que participaron en la misma y las estrategias militares empleadas en la derrota del ejército francés.

Información para visitantes

Horario

Martes a Domingo de 9 a 17 horas.

Dirección

Ejército de Oriente s. núm., Centro Cívico 5 de Mayo, Puebla, Puebla

Teléfono: 01 222 223 6418

Ubicación

 

 

 

Costos

Cuota de admisión: $ 50.00 y los Domingos entrada libre

Como se explicó este museo cuenta con diferentes momentos históricos, además de una gran amplia colección de objetos del siglo XIX como banderas, armas, escudos, vestimentas militares y documentos oficiales.

Todo ellos declarados como patrimonio histórico de México, y por ello  albergados en este museo.

Por último,  se divide en tres secciones: la biblioteca, la sala dedicada al artista plástico Diego Rivera y un complejo donde podrás acercarte a la historia de Puebla. Una de sus piezas más interesantes es la colosal escultura de San Cristóbal, que data del siglo XVII.

Una caminata recordando el pasado y tratando de revivir episodios que hubo en la historia de la batalla de Puebla. Y de esta maneta conocer el motivo por el cual los poblanos celebran el 5 de mayo.

Los Fuertes como atractivo turístico de Puebla 

Puebla, México. 10 Septiembre 2012.- Imagenes del Fuerte de Loreto y Guadalupe, inmueble histórico el cual ahora es un museo en el que se encuentran objetos de gran valor como armas, reliquias, uniformes, articulos reliogios y cañones de la batalla del 5 de Mayo. Víctor Hugo Rojas / El Universal.

Admirar monumentos que se encuentran en el camino e ir recreando la cronología en nuestra mente es una gran experiencia.

Los visitantes suelen llevarse la vivencia de la historia presente en este lugar donde con cada detalle de cómo fue sucediendo cada tragedia se hace más representativa la visita. Estar en una batalla ficticia mental, conocer más de los hechos hará elevar más la imaginación, dando un toque de intelecto.

Ahora restaurados, los fuertes de Loreto y Guadalupe pueden recorrerse en compañía de un guía, quien recreará con gran detalle la gloria militar.

Centro Cívico 5 de mayo

Los fuertes de Loreto y Guadalupe se encuentran dentro del Centro Cívico Cinco de Mayo, al noreste de la ciudad. Este centro también alberga un planetario, el Museo de Arqueología Regional, el estadio olímpico de fútbol, el Auditorio de la Reforma, la plaza de la victoria, el lago de la concordia,  el mirador y una enorme extensión de áreas verdes.

Monumetono a zaragoza

Monumento a Ignacio Zaragoza

Dentro del Centro Cívico Cinco de Mayo se encuentra también el Museo de la Evolución, el de la niñez, el teleférico, parques de juegos infantiles, el monumento a Ignacio Zaragoza y el Centro Expositor, donde se realizan diversos eventos y consuetos.

centro civico

Desfile conmemorativo y la Feria en Puebla

Cada año en Puebla se hace un desfile conmemorativo a la Batalla del 5 de Mayo, donde participan distintas Escuelas, Hospitales, el Ejercito Mexicano, Fabricas, Etc., mostrando carros alegóricos y marchas, en conmemoración a aquel enfrentamiento.

Incluso el Presidente de México visita la Ciudad de Puebla para dar un discurso conmemorativo por el desfile y la Batalla. Así como también el gobierno organiza la feria donde hay distintas variedad de cosas que disfrutar que va desde la comida, ropa, exposiciones, conciertos y sobre todo juegos mecánicos.

Datos relevantes  

  • El general Miguel Negrete, abandonó al partido conservador y se puso a disposición de Zaragoza con la siguiente frase: “Yo tengo patria antes que partido.”
  • El Ejército Mexicano ganó esta Batalla pero el Ejército Francés atacó nuevamente a Puebla con refuerzos y mejores estrategias, dando como resultado una victoria que desembocaría en el posterior establecimiento del Segundo Imperio Mexicano con la llegada de Maximiliano de Habsburgo en 1864.
  • Al final de la guerra contra Francia (1867) México logró vencer, y en honor a Benito Juárez, la ciudad de Paso del Norte cambió de nombre a lo que hoy conocemos como Ciudad Juárez, Chihuahua.
  • Por influencia de los inmigrantes mexicanos, el 5 de mayo es la fiesta mexicana adoptada en Estados Unidos y otras partes del mundo como el “día de la cultura mexicana”; muchos extranjeros tienen incluso la idea errónea de que ésta es la fecha de la celebración de nuestra independencia.
  • Los franceses se retiraron para siempre del país en 1867.
Shares